Prepara el jardín para el otoño

Prepara el jardín en otoño recogiendo las hojas

Llega el otoño y se empieza a notar. Es el momento de ponerte manos a la obra. Prepara el jardín de cara al invierno. Hemos pasado un verano muy caluroso y seguro que las altas temperaturas han hecho mella en tus plantas, así que es ahora cuando tu jardín necesita más tareas de mantenimiento.

No solo conviene arreglar tu jardín pensando en anticiparte a las primeras heladas, también hay que prepararlo para seguir aprovechándolo. Porque ¿quién dice que no se puede disfrutar del aire libre en otoño?. Con el cambio de estación empiezan a bajar las temperaturas, pero eso no te va a impedir poder pasar tiempo en el exterior apreciando el cambio de colores. Los verdes se convierten en rojos, ocres y amarillos… el otoño tiene su encanto.

A continuación te damos algunos consejos sobre qué puedes hacer, a partir de ya, para poner a punto tu jardín este otoño.

Prepara el jardín limpieza de otoño

LABORES DE LIMPIEZA

Las plantas respiran por unos poros diminutos que se encuentran en sus hojas, llamados estomas. Si están cubiertas de polvo es necesario retirarlo con una esponja húmeda y un pulverizador.

Empiezan a caer las hojas secas, así que debes recogerlas regularmente, con un rastrillo. Con esto evitarás problemas, por ejemplo, con caños y cloacas. No agites los árboles para favorecer la caída de hojas porque es fácil provocar heridas que sirvan como puerta de entrada a hongos y bacterias.

Puedes usarlas para hacer compost o un acolchado que proteja el suelo, previniendo que se seque y nutriendo a las plantas durante el invierno.

Haz compost con las malas hierbas crecidas este verano, que puedes retirar manualmente, y con el césped cortado. Aprovecha para eliminar las plantas dañadas por el calor del verano.

Prepara el jardín poda durante el otoño

PODA

El otoño es el momento de preparar las plantas ante la llegada del invierno, podándolas, pero de manera superficial. Tan solo debes cortar las ramas secas, para mejorar el aspecto de tu jardín. Puesto que la poda favorece su crecimiento y, al llegar el frío, se puede quemar, es conveniente realizarla al finalizar el invierno.

Prepara el jardín sembrando en otoño

SIEMBRA Y RECOLECCIÓN

El otoño es una época ideal para plantar, puesto que las temperaturas te permiten estar todo el día en el exterior y si la tierra está húmeda, es más fácil de remover.

Prepara el jardín sembrando especies nuevas, pero no todas arraigan y sobreviven en esta estación. Ten en cuenta que sean fuertes, para que soporten las bajas temperaturas del invierno.

Puedes darle color a tu jardín en primavera plantando ahora crisantemos, tulipanes, rosas, jacintos o narcisos.

Es hora de trasladar las plantas que necesiten calor durante todo el año al invernadero o a la zona del jardín dónde le dé más el sol.

Aprovecha estos días para recolectar semillas de las especies de verano, antes de que el frío las seque. Así las podrás replantar en primavera.

Prepara el jardín. Elimina plagas de hongos

PREPARA EL JARDÍN COMBATIENDO LAS PLAGAS

Durante esta estación aumentan las plagas del jardín debido a la humedad que provocan las lluvias. Puedes localizar infecciones causadas por hongos y tratarlas. Fumiga y aplica algún fungicida a base de cobre para prevenir las infecciones. También conviene combatir las cochinillas y pulgones con algún insecticida.

Si le dedicas tiempo ahora a tu jardín te asegurarás de que crezca fuerte y vital durante el resto del año.

ABONADO DE PLANTAS

El abono prepara a tus plantas a fin de que no les afecte la hibernación, al mismo tiempo que les da la fuerza necesaria para que crezcan más sanas. De esta manera, al llegar la primavera, estarán bien alimentadas y brotarán preparadas.

El momento clave para abonarlas es al principio de la estación, antes de que entren en reposo.

También es muy importante la elección del abono. Lo ideal es el orgánico: puedes utilizar humus de lombrices, estiércol o compost.

Para los árboles frutales conviene emplear un abono rico en potasio y fósforo.

RIEGO

Es momento de disminuir la frecuencia de riego, dependiendo de las precipitaciones que se den en la zona donde vives. Si llueve dos o tres días a la semana no hace falta que riegues. En cambio, si el otoño se presenta seco, conviene regar cada tres días. Los mejores momentos para hacerlo son a primera hora de la mañana o al atardecer.

Prepara el jardín protege plantas delicadas

PROTECCIÓN DE LAS PLANTAS DELICADAS

Puedes cubrir con mallas finas antigranizo o plásticos transparentes tus plantas y flores más delicadas. De esta manera las protegerás del viento o del frío. Evita el uso de plásticos negros, para que refleje los rayos solares.

Puedes tapar los troncos más finos con mantas o telas y, de esta manera, evitarás que se rompan ante un cambio de temperatura.

O bien, si tienes una pérgola cubierta o porche, es buena idea trasladar las macetas con plantas delicadas a esa zona para que queden protegidas durante estos meses.

En conclusión, durante el otoño es conveniente que le hagas una puesta a punto al jardín, saneándolo después del estado crítico en el que se encuentra tras el verano y así lo prepararás para soportar los meses más fríos.