6 Claves para conseguir un estilo rústico en tu casa

Salón de estilo rústico con vigas vistas, pared de piedra y baldosas de barro cocido

El estilo rústico recuerda a la naturaleza y nos inspira tradición y sencillez. Es muy común encontrarlo en las viviendas del norte o en casas de campo, en cualquier punto de nuestra geografía. Pero en estos momentos también se puede ver en ambientes urbanos. Es una buena manera de introducir en tu vivienda de ciudad la naturaleza.

Dentro del estilo rústico existen varias tendencias con características comunes, como la mediterránea, nórdica o colonial. Depende de dónde residas, cada una de ellas cobrará más protagonismo.

Si estás pensando en decorar tu hogar de esta forma, seguro que imaginas ambientes relajados, y confortables, donde casi se puede parar el tiempo.

¿Quieres conocer cuáles son las claves para conseguir una decoración rústica? A continuación te contamos los puntos más esenciales a tener en cuenta.

Casa de estilo rústico con pared de piedra y vigas de hormigón imitación madera

1. PAREDES DE PIEDRA

Las paredes pueden jugar un papel relevante en la decoración de tu hogar. Deja su superficie desnuda e imperfecta y aprovecha la textura de los ladrillos o piedras. Si no tienes la posibilidad, existen revestimientos de piedra o de hormigón, para uso exterior o interior, que te proporcionarán la misma autenticidad.

No es necesario dejar todas las superficies rugosas, sino que puedes combinarlas con otras caras enlucidas.

2. Madera y hormigón imitación madera

La madera es indispensable cuando quieras imprimir un estilo rústico a tu casa. Hace que las estancias resulten cálidas en invierno y agradables durante los meses de verano. La puedes encontrar en suelo, techo, paredes, dinteles, muebles, puertas y ventanas, y la descubrirás en su estado natural, barnizada o decapada.

SUELOS RÚSTICOS

El suelo es un elemento fundamental en toda decoración rústica, que terminará de definir el espacio. La mejor elección, en climas fríos, son las tarimas de madera envejecida, tanto si son macizas, como si son flotantes.

En ambientes mediterráneos es habitual ver suelos con baldosas de barro cocido, que aportan calidez por su color, pero más frescura al tacto, necesaria para soportar los meses más cálidos.

Buhardilla de casa rústica en Quatretonda, con vigas de hormigón imitación madera y bovedilla curva

TECHOS ABUHARDILLADOS

¿Hay algo más rústico que un techo abuhardillado de madera? ¿Te encanta el carácter único y especial de un techo de estas características, pero te frena pensar en su mantenimiento?

Existe una alternativa, el hormigón imitación madera, con el que evitarás plagas y enfermedades termitas, problemas con la humedad y el sol y ahorrarás tiempo y dinero, puesto que no requiere ningún tipo de mantenimiento.

Puedes decorar tu techo recubriendo completamente con vigas y tablones o placas de hormigón imitación madera, o simplemente dejando las vigas vistas y enluciendo el resto. ¡De las dos maneras el efecto es espectacular!

Chalet de estilo rústico moderno, con altillo

MUEBLES RÚSTICOS

Los muebles que elijas deben ser artesanales y de madera, a ser posible maciza y desgastada, para crear un estilo más auténtico.

Puedes combinar algún mueble antiguo restaurado con piezas grandes y robustas. También añadir accesorios procedentes de mercadillos y crear un mueble a partir de un objeto que tenía una función diferente en un principio. Como, por ejemplo, puedes convertir una bicicleta antigua en un mueble bar, agregándole unas patas y un tablero desgastado, o bien transformar un cabecero de cama viejo en un banco.

3. Colores y estampados

La clave de toda decoración está en la elección de los colores. Si quieres darle a tu hogar un estilo rústico deberás optar por una paleta de colores en tonos tierra, como el beis, marfil, arena, terracota y mostaza.

COLORES EN PAREDES

Si pintas alguna pared en rojo teja, combina a la perfección con beige y marfil.

El beige proporciona calidez y sensación de bienestar, y se puede aplicar en todas las paredes.

El marrón queda fenomenal, usado con moderación. Si escoges una tonalidad clara podrás pintar toda la estancia.

Por último, otro color neutro que puede quedar genial es el gris. Elige alguna tonalidad clara, de lo contrario el espacio se verá más pequeño de lo que es en realidad.

Textiles de estilo rústico, de lana

COLORES EN TEXTILES

Los colores que recuerdan un estilo campestre son que encontramos en la naturaleza, como el beige, o los tonos arena. Los tejidos de estos colores son perfectos para un ambiente totalmente natural a tu hogar.

Dale un toque de color usando cojines en tonos ocre, teja, o con estampados florales, de materiales naturales como el lino y algodón, para el verano, o la lana para el invierno. Combínalos con plaids gustosos de colores neutros.

Detalles Raw o “en bruto”

Hazte con alguna pieza especial sin tratar, como un tronco o tocón que haga las veces de mesita de noche, una rama convertida en colgador para la ropa o un tablón de madera “en bruto”. Podrás encontrarlas en tiendas de decoración o bien encargarlas a un carpintero.

Texturas naturales

Puedes completar tu ambiente de estilo rústico con alfombras de yute o de lana, capazos, cestas y lámparas de mimbre, vasijas de cerámica y sillones de cuero. Todos estos elementos, fabricados a partir de materiales naturales, marcarán la diferencia entre casa y hogar.

Chimenea

Sin duda, la pieza central en el estilo rústico es la chimenea de piedra, decorativa por sí misma. Si sustituyes la repisa de madera por una viga de hormigón imitación madera Previcor, resistirá el paso de los años sin que te tengas que preocupar por su mantenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *