6 Consejos para tener una casa saludable

Casa saludable pareja

Qué sensación más agradable, cuando llegas cansado a casa, después de una dura jornada, y piensas: “hogar, dulce hogar”. Pero, ¿es tu casa saludable? ¿Está preparada para darte el máximo confort?

La pandemia nos ha creado la necesidad de sentirnos bien en nuestro refugio. De conseguir un hogar sano que repercuta de manera positiva en nuestro bienestar, tanto físico como mental.

Ahora somos más conscientes de cuidar nuestra alimentación, practicar más deporte y dormir mejor. Pero no te olvides de que favorecer las condiciones de tu entorno puede ser igual de importante para la salud.

TEMPERATURA Y HUMEDAD

No hay nada como sentirte a gusto en casa, pero ¿cuenta con las condiciones de temperatura y humedad adecuadas para que te sientas cómodo?

CONFORT TÉRMICO para una casa saludable

La temperatura ideal para el hogar no es la misma si somos calurosos o frioleros y también es diferente dependiendo de la edad de la persona que lo habita. Pero hay un rango recomendado, para sentirse cómodo, que está entre los 20 y 21 °C, por el día, y baja de 15 a 17 °C de noche.

Casa saludable confort térmico

La temperatura ideal de los bebés es de 22 a 24 °C, durante el día, y de 18 a 20 °C, por la noche.

 

Casa saludable humidificador

HUMEDAD IDEAL EN CASA

Es importante que mantengas en tu hogar una humedad entre el 40-60%, para evitar las molestias y afecciones que provoca su falta o exceso.

Con una humedad inferior al 40% puedes tener problemas de irritación de nariz y ojos y notar sequedad en la piel y la garganta. Para aumentarla recurre a plantas y humidificadores.

Por otra parte, si la humedad supera el 60%, aparecen bacterias, hongos, moho y ácaros del polvo. Con una buena ventilación y deshumidificadores mejorarás el exceso de humedad.

 

Casa saludable sin ruido

AISLA TU CASA DEL RUIDO

El ruido influye mucho en la calidad del sueño. Cuando escuchas desde tu habitación el tráfico de la calle, el rumor en los bares o a los vecinos, tu cuerpo no descansa como debería, y eso influye en tu salud.

Dormir mal puede pasarte factura: Trastornos del sueño, estrés y atención distraída o dolores de cabeza, son solo algunas de las consecuencias.

Para conseguir un hogar silencioso hay varias cosas que puedes hacer. Instala ventanas de calidad, de doble cristal, y puertas aislantes, de esta manera reducirás el sonido de la calle. También puedes colocar un falso techo que disminuya el ruido de los pisos superiores o, si viene de abajo, aislar el suelo.

CALIDAD DEL AIRE

El interior de tu vivienda puede estar impregnado de contaminantes que entran por las ventanas, como ácaros y polen, o que proceden de los materiales de construcción o del tabaco.

Un aire insano puede llegar a causarte problemas como asma, bronquitis, dolores de cabeza, entre otros, puesto que gran parte de tu tiempo lo pasas dentro de tu casa.

Para que mejores la calidad del aire que respiras en tu hogar te damos unos cuantos tips sencillos:

 

Casa saludable sin tabaco

CASA SALUDABLE, LIBRE DE HUMOS

¿Eres fumador? Empieza por dejar de hacerlo dentro de casa. ¿Sabías que abrir la ventana mientras enciendes un cigarrillo no sirve de nada? Como mucho, podrás disimular el olor, pero los compuestos químicos del humo permanecerán hasta dos semanas en la estancia.

VENTILACIÓN PARA UNA CASA SALUDABLE

Con algo tan sencillo como ventilar al menos 15 minutos cada mañana, vas a renovar el aire de la vivienda. De esta manera, evitarás algunas enfermedades. El aire debe renovarse a fin de que no sea nocivo para nuestro organismo.

Casa saludable ventilación
Casa saludable con plantas

DECORA CON PLANTAS

Podrías recurrir a un purificador de aire para mejorar su calidad, pero te resultará más económico usar plantas. Algunas de ellas, como los ficus, drácenas o arecas, no solo decorarán tu casa, también eliminarán las toxinas del ambiente. De esta manera, podrás respirar un aire más puro.

 

Casa saludable con luz natural

LUZ NATURAL, IMPRESCINDIBLE EN UNA CASA SALUDABLE

¿Te has notado triste después de varios días nublados? La luz solar tiene mucho que ver con tu estado psicológico. Si quieres conseguir un hogar saludable es fundamental que tenga abundante luz natural. Para ello has de tener en cuenta la ubicación y una orientación adecuada de tu casa (mejor hacia el sur).

Te sugerimos que optes por ventanas grandes y cortinas translúcidas que dejen entrar mucha luz. Puedes pintar de colores claros las paredes y decorar con muebles y complementos también claros.

Pero los rayos del sol no solo llenan de alegría el entorno, sino que nos aportan salud.

 

BENEFICIOS DE LA LUZ SOLAR

Algunos de los muchos beneficios son que reduce la fatiga de los ojos, estimula las defensas, aumenta el bienestar psicológico y la salud cardiovascular.
Si no dispones de una correcta iluminación, puede que notes cansancio, estrés y dolor de cabeza.

 

Casa saludable productos químicos

EVITA USAR PRODUCTOS QUIÍMICOS

¿Sabes que usas a diario productos que pueden dañar tu salud? Sustituye la lejía, el amoniaco y el salfumán por productos naturales, como el vinagre o el bicarbonato.

Por ejemplo, el vinagre elimina la cal, muchas manchas, la grasa, es desinfectante y desodorante, entre otras cosas. El bicarbonato es otra alternativa natural a los limpiadores químicos, si quieres una casa saludable. Con él puedes limpiar baños, cocinas, suelos, joyas y bisutería, ropa, juguetes… tiene también una infinidad de usos.

 

CONSTRUYE Y DECORA A TU GUSTO

Casa saludable decoración

Puede parecer sin importancia, pero la tiene. La decoración de tu hogar influye en tu estado de ánimo. Dale tu personalidad, con muebles que te transmitan calma y colores con los que te sientas bien. Te aportará esa paz y tranquilidad que todos necesitamos al entrar por la puerta de casa. Constrúyela con materiales duraderos, para no tener que preocuparte por su mantenimiento… y ¡vívela!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *